¿Por qué se siguen haciendo las ferias de empleo?

Captura de pantalla 2018-02-02 a la(s) 09.51.22.png

Vos o algún conocido ha asistido alguna vez a una feria de empleo y ha salido de ahí con la duda de si realmente hay oportunidades de trabajo o estarán solo llenando bases de datos. Yo pasé por lo mismo, fui apliqué y luego nada.

Mucha gente asegura que las ferias de empleo no sirven, porque solo entregan papelitos, le piden a uno que se meta en una página web y aplique; y luego nadie los llama ¿cierto? Se han preguntado entonces ¿por qué si las ferias de empleo no sirven se siguen haciendo?

Desde mi experiencia como persona buscando trabajo y ahora como profesional involucrada en este mundo de recursos humanos y reclutamiento, les cuento que las ferias de empleo sí sirven, pero de una manera diferente a la que uno se imagina.

Uno piensa que va salir con trabajo en la misma feria o que lo van a llamar al día siguiente y no es así. Las ferias de empleo son el semillero para las empresas, los reclutadores van a las ferias de empleo a seleccionar una lista de candidatos con características elegibles para los puestos que ocupan llenar y luego comienza el proceso para verificar que de verdad uno cumple con los requisitos que ellos necesitan.

Así que la feria de empleo es solo el inicio del proceso de encontrar trabajo. Al asistir a las ferias estás abriendo la puerta, estás siendo parte del semillero del cual las empresas van a contratar personal en las próximas semanas o meses y si estamos buscando empleo, es importante estar ahí.

¿Por qué no me llamaron después de ir a la feria de empleo? Hay muchas razones, puede ser que nuestro perfil no calzara con el puesto, puede ser que nos faltará algún requisito, no teníamos el nivel de inglés necesario, puede ser que nuestra información de contacto estuviera mal escrita (dedazos).

Al no ir a una feria de empleo lo que estamos haciendo es estar fuera de la base de candidatos que las empresas consideran cuando tienen que contratar. Nos estamos cerrando la oportunidad. Analicemos cuál es el costo de ir a una feria de empleo: los pases, taxi o uber para llegar ahí, el tiempo de ir y a veces el costo de entrada.

Si no vamos, no gastamos plata pero nos perdimos la oportunidad de que nos llamaran para aplicar para un trabajo y ¿si ese trabajo tenía un buen salario? ¿buenos horarios? ¿cerca de mi casa? Nunca lo sabremos porque no fuimos, no estuvimos ahí.

Mi consejo es que vayan a todas las ferias de empleo, sean parte de todos esos semilleros, creanme que es mejor estar ahí, que no estar. Las empresas sí contratan gente que conocieron en las ferias de empleo y por eso es que se siguen haciendo.

Por: Yajaira Chung 

¿Ya tenés tu entrada para Expoempleo 2018?

Expoempleo Multilingual 13 y 14 de Abril, Estadio Nacional

Yajaira Chung1 Comment