Hacer una entrevista de trabajo exitosa

Por: LyLy Una entrevista laboral puede ser un momento crítico para un posible candidato, donde una persona completamente desconocida intenta averiguar tus cualidades y defectos haciendo preguntas, muchas veces inesperadas, y donde debes probar tus aptitudes aunque sea bajo presión. 

Pero hay muchos aspectos en los cuales el aspirante puede potenciarse para lograr una entrevista exitosa a la hora de buscar empleo, aquí les dejamos una serie de consejos que les pueden ser muy útiles. 

• Imagen La primera impresión para el dador de laburo entra siempre por la vista, por lo que cuidar la imagen es muy importante para hacer una entrevista. Los códigos de vestimenta, dependiendo del trabajo al que se vaya a aplicar, es imprescindible conocerlos para dar una impresión de formalidad y profesionalidad. 

• Puntualidad No hay que llegar demasiado pronto a la cita para no dar la sensación de nerviosismo ni, por supuesto, llegar tarde, ya que denotará irresponsabilidad y desinterés. En el caso de que surja un imprevisto hay que avisar y pedir disculpas al entrevistador. 

• Sinceridad Una de las peores cosas que pueden pasar en una entrevista es que se te note o reconozca una mentira, como que sabes hablar un idioma y en realidad no sea así. Seguramente, no te tendrán en buena consideración a la hora de ofrecerte el empleo. 

• Información de la empresa Es importante ir preparado al coloquio habiendo indagado previamente sobre la empresa que oferta el puesto. Repasa los valores, el objetivo y la historia de la compañía y demuéstralos en la entrevista, demostrará que estás interesado en el trabajo que realizan. 

• Práctica previa Antes de la entrevista intenta pensar en las posibles preguntas que te formularán, tales como “¿Qué puedes aportar a la compañía?” o “¿Cómo te definirías?” y practica las respuestas en voz alta. Este ejercicio te ayudará a adquirir confianza cuando estés contestando realmente a las preguntas. 

• Lenguaje corporal La comunicación no verbal es igual de trascendente que aquella verbal. Mantén una postura erguida, no muestres signos de nerviosismo como morderse las uñas o jugar con el pelo y procura tener un tono de voz firme y convincente. 

• Ambiente distendido Ser demasiado reservado y esquivar las preguntas que se formulan seguramente no es una buena idea, pero tampoco el exceso de informalidad y la exageración ayudarán a obtener una buena evaluación. Intenta ser natural pero sin caer en la excesiva confianza. 

• Controla los nervios Puedes practicar ejercicios de relajación y autocontrol en los minutos previos a la entrevista para sentirte más desahogado mientras la realizas. Los nervios son malos compañeros en los coloquios de trabajo, por ello intenta respirar profundo, mantener la calma y ser pausado.